De Amar Bien a Amar con Excelencia

Amados Amigos,

Hace unos pocos años, sostuvimos unas conferencias que para mí en aquel entonces eran una manera de reintegrarme en La Paz habiéndome ausentado por largos años.

Poco podría haber imaginado yo que aquella persona con quien dirigimos aquellas conferencias sería la persona más importante de mi vida hasta entonces y desde entonces. En ese momento, creí haber descifrado dentro de mi alma, con profunda vocación y en largo tiempo, una multiplicidad de conceptos que teóricamente me enviaban en una dirección sólidamente dirigida hacia el punto ideal y perfectamente lógico de la salud de la vida: amar.

Aquellas conferencias se denominaron “De Amar Bien a Amar con Excelencia”. Esa era mi meta, y ese iba a ser mi fin. Aquella dama se había convertido en la mira del arma cargada de amores con que iba a crear cuatro años de llevar a la práctica lo que dijimos en aquellas conferencias.

Para aquellos que creen que es difícil que amen como se debe o creen que hubieran querido saber hacerlo antes de perder lo perdido, les puedo adelantar que no es imposible. No pierdan la fe. Es más, EMPIECEN a tener fe…

Hoy, tras haber sanado desde entonces a manos suyas, de tantas maneras y durante tan poco tiempo de tanta cosa, he alcanzado aquellas dimensiones que hacen que los amores de la vida sean la experiencia suprema y descubro que Dios ha estado detrás de todo ello, todo el tiempo. Dios fue fabricando cada dulce instante de esos 4 años para sanarme. Y agradezco a Dios que fue designó a quien fue la de las dulces manos que me sanaría, caricias y todo, agregado delicadamente a su profesional y eficiente aptitud.

Muchos de nosotros no vamos a salir nunca de una tragedia interna en que estamos cautivos a merced del miedo, la culpa, el dolor y la soberbia… si no hay un poder muchísimo mayor en magnificencia, que se ocupe de nosotros: el amor mismo.

No es amar lo perdido lo que saca adelante, sino amarse uno mismo lo suficiente para impulsarse hacia la solución de toda nuestra vida. El recuerdo no sirve, si el presente no se resuelve. Y, resuelto el presente, el recuerdo es hermoso. No doloroso.

Ciertamente, Dios ha creado tanto a las personas como los tiempos, espacios y circunstancias para convertirme en el centro ideal de su creación para mi vida. Esa gente que encaje en el plan de Dios para nuestras vidas. Y todo lo que vivimos para lograrlo se convierten en las lecciones que luego necesitarán otros para adquirir un éxito similar y trascender a las nubes del Reino de Dios, montados en las alas de la acción de amar. De hacer… amores. Fabricar cada uno de los amores que disfrutaremos en compartir. Esto no es erótico, quizá no solamente, pero sí es fraterno, filial, familiar y poderoso. Sanarás de todas partes y en todo lo que eres de adentro.

Llegué a amar, señoras y señores, muy cerca de cómo Dios quisiera que amemos todos. Soy consciente de esto… De cómo se necesita amar a quien ha de compartir una vida entera, de una manera de lo más “conmigo” que pueda darse. Total… queda lo que queda de la vida de todos modos. Más vale que valga la pena, la alegría y el gozo de vivirla.

La pieza clave que encaja como el eje transversal de todo el tiempo de éxito, de todo el mecanismo de transformación de las experiencias duras en grandes momentos de la vida y de todo el espacio y la vitalidad emocional que sana y mantiene la capacidad de mantenerse llenísimo de vida es… saber hincar profundamente en tierra, inamoviblemente, un Pacto.

Ahora sí sé qué es un pacto. Hoy, aquí y ahora, amar con entrega y excelencia y cuáles habrán sido mis fracasos cuando se dieron al intentarlo… los resultados de no vencer al miedo, la culpa y el dolor y la soberbia resultante, en momentos clave. Todo aquello que nos convirtió en estrategas, planificadores que puedan producir un necesario día con tan terribles contenidos, incapaces de vencerlos sino hasta que el amor los revele y la invictoria inconsciente entra en batalla por hacerse consciente y se triunfa al fin. Hasta que llegue el día de la batalla, sólo hay la multiforme pérdida ignorante de cada día. Valió la pena entrar en consciencia y triunfar… y fue mucho más hermoso habiendo alguien que, además, te ame y compruebe que has llegado a ese podio de victoria.

No puedo prometer amarlos como ella me amó a mí antes de partir, pero prometo amarlos con lo que ella me ha dejado. Y en ése campo, fui hecho íntegro, donde quizá mi rostro era falso, lo reconozco. Fui hecho real, donde ni yo mismo creí que lo lograría. Fui plantado sólidamente en lo que creo, habiendo vivido por el contrario, apegado en lugar de enamorado, adaptado en lugar de entregado, adecuándome en lugar de afirmándome pero lo logré.

Hoy, mi Dios vino por mí y me salvó de su partida y quedó conmigo Su consuelo y ahora, me está sacando adelante. Fue tanto el amor de aquella dulce dama que de su muerte hasta mi muerte… tardaré hasta mi muerte superarlo. Sé que nunca del todo, pero mi Padre es decisivo en esto.

Soy el principal alumno de aquella Amanda que me amó.

Dios me amó cuando yo nací. Luego puso sus ojos sobre mí y me eligió. Me equipó de experiencias buenas y estuvo conmigo en las feas, que, entre todas, hacen a los genes, el ADN, el carácter, el amor de mí mismo, el espíritu y el alma de este hombre.

Ella me amó de verdad, primera ella, entre todas las personas que dijeron que me amaban…

eyza091548:

IBM’s long-long tradition as a computer company, beyond its other porducts goes way into the story of jewish murders by the German Nazi regime… accounting for manners, places and names of the deseased, including where their belongings went. The company later moved to Switzerland, with a Nazi German heading the business…

Originally posted on IBM Official Alumni Group: The Greater IBM Connection:

Every December I have the same problem – I can never seem to figure out what to get my wife for the holidays. Rare is the year that she doesn’t end up returning most if not all of what I buy her. What I really need is the remarkable IBM Christmas Gift Advisor.

The IBM 1401 was introduced in 1959, and was the most popular computer of the 1960s.

The IBM 1401 was introduced in 1959, and was the most popular computer of the 1960s.

Fifty years ago, holiday shoppers in the Wolf & Dessauer department store in Fort Wayne, Indiana, had an IBM 1401 help them with gift ideas for their problem giftees. The desperate shoppers filled out multiple choice forms that described the person they were shopping for. The data was then punched into IBM cards at the Gift Advisor computer center on the third floor of the store, read into a specially programmed 1401 at the rate of 800 cards a minute, and…

View original 111 more words